Aspectos fundamentales en la elección del instrumento: Flauta

Aspectos fundamentales en la elección del instrumento desde la visión de Maricarmen Reverte, flautista y profesora de flauta del R.C.P.M Almería.

Los aspectos y situaciones a tener en cuenta a la hora de elegir una flauta pueden ser de infinita variedad. Por ello en este punto nos centraremos en seguir una serie de consejos prácticos para dos de las situaciones más comunes en las que un profe deber recomendar la compra de una flauta:

  • que el alumnado quiera dar sus primeros pasos iniciándose en el la flauta.
  • que ya tenga experiencia y desee adquirir un nuevo instrumento.

  1. Alumnos/as debutantes

De edades comprendida entre los 8 y 9 años, incluso antes, son alumnos y alumnas que llegarán acompañados por sus familias al inicio del curso. Los pequeños estarán deseosos de empezar, y los padres y madres, generalmente desconocedores de la materia, se encontrarán igualmente inquietos al tener que enfrentarse a la compra de una “buena flauta”.

Debemos hacerles conocer la variedad de productos que existe actualmente. Gracias a la gran competencia que se ha creado entre las diversas marcas tras la apertura del mercado asiático, nos encontramos flautas a un precio increíble y muchas veces irrisorio.

Para las familias resulta muy apetecible comprar uno de estos instrumentos, ya que supone un desembolso económico no muy elevado y suelen tener muy buen aspecto, con fundas de regalo incluso. La realidad es que  estos instrumentos suelen tener enormes problemas de consistencia mecánica que se acentúan con la mala calidad de los materiales con los cuales están construidos y además, con el uso, es imposible tocar con ellos. Por desgracia, en más de una ocasión hemos visto como muchas niñas y niños sufren intentando hacer sonar un instrumento que en poco tiempo se desajustan y no suenan la mitad de las notas, especialmente el registro grave. Tienen que apretar las manos intentando cerrar las zapatillas, y acaban teniendo dolores en manos, cuello y espalda. Todo esto lleva a no disfrutar ni de la flauta ni de hacer música.

Finger Saddle (sillón para la mano izquierda) para reducir la tensión de la mano y posicionarla correctamente

Por ello es recomendable la compra de una flauta de alguna marca reconocida por su buena fabricación, calidad y precio del producto. La mejor opción suele ser comprar una flauta que entre sus cualidades idóneas sea un instrumento ligerofácil de hacer sonar, bastante bien compensado en afinación y su sonido sea homogéneo en todos sus registros.

En ocasiones nos encontramos que los alumnos y alumnas son pequeños y no les llegan las manos para coger bien la flauta. En ese caso yo no recomiendo comenzar a tocar con un flautín, ya que la forma de emitir el sonido es bastante diferente en la flauta y pueden coger vicios de embocadura. En este caso está la opción de comprar una flauta con dos cabezas, una curva y otra recta. Además, cada vez más conservatorios cuentan con cabezas curvas independientes para prestar a los alumnos mientras sus brazos crecen para poder coger bien la flauta.

En el caso de optar por comprar un instrumento de segunda mano, mi recomendación es que un profesional pueda comprobar el estado de este. La flauta es un instrumento muy sensible a la deformación del mecanismo, cualquier mínima pérdida de aire de una zapatilla puede hacer que no suene, con la consecuente decepción del estudiante.

A tener en cuenta sea nueva o usada:

– Flautas con cabeza curva.
– Flautas con platos abiertos o cerrados.
– Flautas alineadas o desalineadas.
– Flautas con mecanismo de mi.

 

2. Alumnos/as iniciados 

El segundo de los casos que nos encontraremos es de los alumnos y alumnas iniciados/as en la materia. Generalmente se trata de alumnado de enseñanzas profesionales que buscan cambiar de instrumento ya que el suyo está muy castigado, y además necesitan un instrumento de mayor calidad con el que poder afrontar las necesidades técnicas de un repertorio más complejo.

 

En este sentido yo diferenciaría el alumnado que tiene intención de continuar sus estudios superiores de flauta travesera del que da por finalizados sus estudios oficiales con las enseñanzas profesionales. En este último caso, lo ideal es poder contar con una flauta con tubo de plata, pero si no es posible, al menos un instrumento con cabeza de plata. Cuando el estudiante piensa continuar con los estudios superiores de música, yo recomendaría comprar una flauta con cabeza y tubo de plata, a ser posible con llaves de plata y pata de si.

 

Las cualidades de una buena flauta que nuestro alumnado debe tener en cuenta son:

  • La afinación del instrumento. Esta debe ser coherente en todo el registro de la flauta.
  • La capacidad tímbrica. Con él podremos encontrar diferentes colores y no una ruptura del sonido cuando realicemos diferentes matices.
  • La facilidad de emisión en los distintos registros (grave, medio, agudo, sobreagudo)
  • El mecanismo debe ser sólido pero al mismo tiempo ágil, flexible y rápido.

 

Antes de probar una flauta, sea nuevo o de ocasión, conviene revisar y tener en cuenta que:

  • no tengan ninguna chimenea deformada.
  • no encontremos llaves dobladas ni forzadas.
  • no ver zapatillas rígidas o despegadas que provoquen fugas de aire.
  • no encontrar soldaduras mal hechas o en mal estado.

Cuando las probamos debemos tener en cuenta que:

  • La sala  no tenga excesiva resonancia para que escuchemos nítidamente su sonido.
  • Comprobaremos con un afinador la correcta afinación del sonido.
  • Comprobaremos la emisión del sonido en el registro grave y sobreagudo.

Es aconsejable que en el momento de probar una flauta haya una segunda persona, especializada en la materia, que escuche dicho instrumento para así tener una apreciación real del sonido que genera. Si se cuenta con los medios, es igual recomendable efectuar un grabación del sonido de los instrumentos probados y realizar un pequeño listado de las cualidades y defectos de cada instrumento probado.

Independientemente de que el alumno o alumna vaya a comprar una nueva o usada es imprescindible que cumpla con las características citadas. Y sobre todo, la flauta comprada no debe mermar las capacidades del flautista ni del rendimiento de su música.

______________________________________________________________________

Si ya estáis decididos… adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *